linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud ucm Blog

Blog > Jovenes >Enfermedades cardíacas en la juventud
Jovenes

Enfermedades cardíacas en la juventud

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y en los últimos años se ha visto un incremento de estas enfermedades en niños y adolescentes

 

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo.

Esto siempre se asocia a la edad adulta, pero en los últimos años, se ha visto un incremento de estas enfermedades en niños y adolescentes, que analizaremos.

Los factores de riesgo mayores para enfermedades cardiovasculares son las siguientes:

  1. Tabaquismo ( en primerísimo lugar)
  2. Diabetes
  3. Dislipemia (colesterol elevado)
  4. Hipertensión arterial

Personalmente siempre agrego el stress como factor de riesgo mayor, ya que es el único que actúa exclusivamente en las arterias coronarias.

Además de estos factores de riesgo modificables, están los inmodificables (ser hombre, tener más de 40 años y  antecedentes familiares)

Es importante mencionar en todo esto a la obesidad, ya que de ella deriva el síndrome metabólico, lo cual representa una suma de factores de riesgo: dislipemia, hipertensión arterial y prediabetes o diabetes.

Un profesor nuestro nos decía, que si transformamos los factores de riesgo en caballos de carrera (tabaquismo, hipertensión, diabetes y colesterol alto), mientras el tabaquismo cruza el disco, el resto está doblando el codo.

Las actividades y juegos en la niñez han cambiado mucho en las últimas dos décadas.

Antiguamente, los niños tenían un estilo de juego: jugaban al fútbol horas en los campitos o en la calle, subían árboles, andaban en bicicleta, corrían, trepaban…..ahora no.

Ahora, “gracias a la tecnología”, pasan más tiempo sentados a la TV, a los videojuegos o a las computadoras.

Se suma a eso, que por razones de seguridad, los padres implícitamente aceptan todo esto porque el chico está seguro en casa.

Entonces ocurren cosas impensadas en otras épocas: obesidad infantil, hipertensión arterial, diabetes y dislipemias en niños (desde los 9 años por lo menos).

El aumento de la obesidad infantil también está provocando concentraciones altas de colesterol a edades más tempranas debido al excedo en la dieta de grasas saturadas (comidas rápidas).

Se estima que el 15% de los niños tienen niveles elevados de colesterol.

Los estudios han demostrado que la acumulación de placa grasa (estrías amarillas en las paredes arteriales)  comienza en la niñez y progresa lentamente hasta la edad adulta. Este proceso patológico se denomina aterosclerosis. Con el tiempo, esta aterosclerosis produce enfermedades en el corazón (oclusión de las arterias coronarias) que son la principal causa de muerte en el mundo.

Si a esto sumamos la adicción al tabaco desde edades escolares, tenemos la mesa servida para eventos coronarios agudos (anginas inestables, infartos, muerte súbita)

Como si fuera poco, en las últimas décadas hay que sumar drogas tales como la cocaína.

Droga tremendamente vasoconstrictora, que aumenta la frecuencia cardíaca aumentando el consumo de oxígeno del músculo cardíaco, predisponiendo entonces no solo a eventos coronarios, si no a accidentes cerebro vasculares (ACV) y arritmias potencialmente mortales.

Si a todo lo antes mencionado, sumamos los anticonceptivos orales, en edades cada vez más precoces, y sobre todo si son combinados con tabaco, tendremos un escenario macabro con enfermedades vasculares de toda índole.

Entonces, que podemos hacer ante esta nueva realidad con nuestros hijos?

Hablar y predicar con el ejemplo.

Si su hijo fuma y ud. no quiere que fume, UD NO FUME ¡!

Si es obeso y entiende el problema, no haga una dieta solo para su hijo. Cambie el estilo de dieta familiar.

Si su hijo es sedentario y le molesta, incentívelo a correr, a andar en bicicleta, a hacer gimnasia, y que se haga costumbre la actividad física a nivel familiar.

Enséñele a controlar su peso. Y controlen el peso familiar.

Previniendo los factores de riesgo modificables desde la niñez, estaremos previniendo no solo enfermedades cardiovasculares en nuestros hijos.

Estaremos previniendo muertes súbitas e infartos en ellos, y en la familia toda.

 

 

 

 

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Los héroes están más cerca de lo que creés
¡Afiliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

Jovenes

Enfermedad celíaca

Jovenes

Obesidad infantil

Jovenes

Paperas