linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud ucm Blog

Blog > >La defensa de tu cuerpo

La defensa de tu cuerpo

   El cuerpo humano tiene un ejército capaz de combatir las bacterias más complejas para sobrevivir a un entorno lleno de microorganismos potencialmente peligrosos.    El sistema inmunológico es la defensa que tienen los seres humanos para protegerse de gérmenes, microorganismos e infecciones. Está compuesto por células, proteínas, tejidos y órganos que trabajan en conjunto […]


  

El cuerpo humano tiene un ejército capaz de combatir las bacterias más complejas para sobrevivir a un entorno lleno de microorganismos potencialmente peligrosos.


  

El sistema inmunológico es la defensa que tienen los seres humanos para protegerse de gérmenes, microorganismos e infecciones. Está compuesto por células, proteínas, tejidos y órganos que trabajan en conjunto para generar una respuesta inmunitaria. Esta o este? es un acercamiento a su manera de actuar.


  

Inmunidad innata


  

Todas las personas nacen con un sistema de defensas que las cuida del ingreso de sustancias dañinas. Algunas de estas barreras son el moco, que atrapa bacterias y partículas pequeñas, la piel, el ácido gástrico y las enzimas presentes en las lágrimas.


  

Inmunidad adquirida


  

A diferencia de la inmunidad innata, se desarolla en medio de un proceso de aprendizaje que comienza cuando el sistema inmunológico reconoce a las sustancias invasoras, o antígenos, las ataca y crea una memoria que se mantiene durante toda la vida.


  

Inmunidad pasiva


  

Son anticuerpos que se producen fuera del cuerpo humano, por ejemplo los que la madre transmite al bebé a través de la placenta o la leche materna. Estos desaparecen en los primeros años de la infancia.


  

Las vacunas, una forma de inmunizar


  

Cuando se inyectan, el sistema inmunológico las reconoce como un antígeno y produce un anticuerpo para defenderse de él. A partir de esto construye una memoria o inmunidad para que en el momento en que entre en contacto con el microorganismo específico, proteja y minimice el impacto o la aparición de una enfermedad. 


  

Una cadena de reacciones


  

Así funciona el sistema inmune:


  
  • Un agente infeccioso, como el virus de la gripa, entra al cuerpo.
  • El sistema inmunológico lo reconoce como un antígeno, es decir, como un elemento extraño y lo ataca antes de que cause daño.
  • Los primeros en reaccionar son los macrófagos, una línea de células que está en la sangre y los tejidos del cuerpo. Estos destruyen a ese antígeno, o elemento extraño, y lo reduce a pequeños componentes conocidos como péptidos antigénicos.
  • Muchas veces la acción anterior basta para eliminar completamente a ese antígeno. En el caso contrario, estos pequeños fragmentos se unen a unas moléculas para seguir trabajando: los antígenos de leucocitos humanos.
  • Después, este grupo de antígenos de leucocitos humanos comienza a interactuar con unas células llamadas clase T que son las encargadas de  atraer a más células de su tipo y de pedirle a otros antígenos de clase B que produzcan anticuerpos.
  • Los anticuerpos viajan por la sangre para impedir que los invasores se multipliquen y causen enfermedades.
  • Finalmente una célula llamada fagocito es la encargada de remover el antígeno del cuerpo.

  

Órganos del sistema inmunológico


  

Las células que generan la respuesta inmunológica, además de estar en la sangre, están en los órganos. Desde allí los tejidos inmunológicos permiten que las células maduren, interactúen y puedan responder adecuadamente. Algunos órganos y tejidos involucrados en el sistema inmunológico son:


  
  • Médula ósea.
  • Nódulos linfáticos.
  • Apéndice.
  • Amígdalas.
  • Bazo, ubicado cerca del estómago, debajo de las costillas.

  

La inflamación, una respuesta inmunitaria


  

Cuando los tejidos se ven afectados por bacterias, golpes, toxinas o calor, liberan unos químicos que hacen que los vasos sanguíneos dejen escapar líquido hacia los tejidos, causando inflamación. Estos químicos atraen a los glóbulos blancos, o fagocitos y posteriormente mueren. Bacterias, fagocitos y tejidos vivos y muertos se acumulan y forman el pus.


  

Errores en el sistema inmune


  

Si existe una alteración, el sistema inmune pierde la capacidad de distinguir a las células propias de las ajenas y comienza a luchar en su contra, a esto se le conoce como autoinmunidad. Cualquier enfermedad que se origina por esta respuesta errónea es conocida como autoinmune, algunas de ellas son el lupus y la artritis reumatoide.


  

Protégelo 


  
  • Lleva una dieta balanceada, privilegia el consumo de frutas, verduras, agua y carnes magras, como pollo y pescado. Evita los alimentos procesados y el azúcar.
  • Ejercítate por lo menos 3 veces a la semana.
  • Vacúnate.
  • Consume alimentos ricos en vitamina C, como guayaba, kiwi, papaya, naranja perejil, pimentón y brócoli.

  

Las vacunas estimulan la respuesta del sistema inmune y crean una memoria para actuar contra un microorganismo específico.


  

Fuente: Oscar José Reyes Castejón, médico internista.


  

ucm.

FacebookTwitterEmailWhatsApp
Campaña ucm afiliados

Ahora podés afiliarte a ucm en línea
¡Afíliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

Postparto: el momento para acompañar a…

¿Qué provoca el gluten en el…

Hablemos de la ansiedad