linea de atención médica

  • Colombia
    • Colombia
    • Panamá
    • Ecuador
    • Venezuela
    • El Salvador
    • Uruguay
  •    Línea de atención médica de tu ciudad
    •    Línea de atención médica de tu ciudad
    • Armenia ( +5767314031 )
    • Bogotá ( +5713077330 )
    • Cali ( +5726531313 )
    • Cali ( +5724878995 )
    • Chía ( +5713077330 )
    • Manizales ( +5768879911 )
    • Medellín ( +5744441330 )
    • Medellín ( +5746045853 )
    • Palmira ( +5722855161 )
    • Pereira ( +5763135911 )
    • Rionegro ( +5744441330 )

Salud ucm Blog

Blog > todos >Lenguaje en los dos primeros años de vida
todos

Lenguaje en los dos primeros años de vida

El recién nacido se comunica con su entorno por medio de sonidos y gestos, aprende con rapidez que si sonríe o llora es atendido por su madre.

El recién nacido se comunica con su entorno por medio de sonidos y gestos, aprende con rapidez que si sonríe o llora es atendido por su madre. Estas expresiones que demuestran alegría, disgusto o miedo, son una forma de diálogo que provoca respuesta rápida.  Durante un tiempo este lenguaje gestual es la forma que el lactante tiene de vincularse con su entorno: se sonríe, alza los brazos para que lo alcen, llora si tiene hambre, o le duele algo, o necesita que lo cambien.

Los bebés sonríen cuando el tono de voz  que escuchan es melodioso y se asustan si la voz es grave o fuerte. Si a un lactante que está intranquilo se le habla con suavidad, la gran mayoría de las veces se tranquiliza y deja de llorar.

Luego de los cuatro meses comienza a relacionar los sonidos con las palabras, y a distinguir los tonos de voz; a esa edad comienza a  emitir una gama de sonidos: los balbuceos.

Los padres deben de hablarle  frecuentemente a su hijo de modo de aumentar el interés del niño  por el lenguaje. No es necesario mostrarle cada objeto repitiendo su nombre varias veces, basta nombrarle las cosas, y es mejor aún si se lo hace a través del juego.

A los 4 o 5 meses utiliza vocales; al fin del quinto mes incluye consonantes imitando el ritmo del idioma que  escucha. Es curioso que sin importar el idioma que se habla en su entorno todos los bebés incorporan las primeras vocales con un patrón similar, luego agregan consonantes y sílabas ( a, m, b, p, t ).

El niño, a esa edad vocaliza casi continuamente mientras juega y de ese modo se entretiene.  A los 6-7 meses  comienza a emitir  algunos sonidos concretos de las palabras que oye, distingue el sonido de las vocales y de las consonantes. Repite varios días el sonido de una sílaba, que luego cambia por otra distinta.  Los padres pueden decirle algunas sílabas simples como: da, pa, ba, usando ritmo y música, para lograr reforzar el aprendizaje. Es conveniente repetir palabras como “papá o mamá “a la vez que se señala a la persona a la que la palabra se refiere.

A los siete meses el niño reconoce su nombre, entiende  la entonación de una pregunta o una negación.

A los ocho meses usa sílabas dobles como,  mamá, tata, papá.

Al cumplir el año comprende el significado de los sonidos, algunas palabras adquieren relevancia, como el  “no”  dicho con autoridad.

Cada niño es diferente y evoluciona de distinta manera, pero la rapidez con que un lactante comienza a hablar parece depender más del estímulo externo que lo condiciona, que de  su inteligencia.

Cuando el niño emite las primeras palabras hay que estimularlo para que las repita, pero no exigirle continuamente, no cansarlo. Si dice mal una palabra no hay que corregirlo permanentemente basta con  decirla una vez en forma correcta.

El lactante entiende  las palabras antes de aprender a hablar. Es necesario asegurarse que su audición sea normal, ya que un déficit trae aparejado trastornos en el habla.

La madre es fundamental para el desarrollo del  lenguaje del bebé ya que utiliza espontáneamente palabras adaptadas al proceso de aprendizaje, usa frases cortas y sencillas acompañadas por gestos, expresiones faciales, risas que refuerzan la comunicación al hacer placentero el aprendizaje. Nunca deben usarse las palabras en forma incorrecta, ni usar frases incompletas.

EN SUMA:

Del nacimiento a las cuatro semanas: Llanto.

De 4 a 16 semanas: Arrullos y risas. Comienza a emitir el sonido de vocales y consonantes

De 20 a 24 semanas: balbuceos, usa consonantes que modifican la vocal identificable. Emite m, n, p, y algunos sonidos labiales.

De 6 a 7 meses: Monosílabas; ma, da, di, do, pa. Se entienden las primeras sílabas dichas con claridad, aumenta progresivamente la gama de sonidos

De 8 a 9 meses: Juego de autoimitación, repite sílabas y palabras que otros dicen.

Comienza a prestar atención a la conversación de los adultos.

De 10 a 11 meses: repite palabras, responde a muchas palabras.

Al año: Imita el habla de los demás, aparecen las primeras palabras calificadas y  comprende sus significados. A partir de aquí la evolución es rápida y el niño empieza a  emitir sonidos en los que se detectan palabras reconocibles.

A los 18 meses: Aumenta la cantidad de palabras, con melodía y entonación, comienza a emitir frases de dos palabras. Comprende más palabras de las que es capaz de decir.

A los 24 meses: Comprende cientos de palabras y oraciones Posee un vocabulario de 50 o más palabras. Usa frases de dos palabras más combinadas.

El desarrollo cognoscitivo del lactante comprende el proceso de aprendizaje de las destrezas de memoria, lenguaje, pensamiento y razonamiento. En este período el bebé aprende a conocer la voz de la madre, comienza luego la adquisición del lenguaje  que es  más que la emisión de sonidos o la repetición de sílabas: escuchar, entender y saber los nombres de las personas y cosas son elementos de suma importancia en  la adquisición del lenguaje.

Este desarrollo es un logro gratificante para los padres que  pueden compartir con sus hijos.

 

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Los héroes están más cerca de lo que creés
¡Afiliate ya!

Contenido relacionado Ver todo

todos

Trastornos del sueño

todos

Glándulas y Hormonas; Obesidad y Adelgazamiento.

todos

¿Infecciones respiratorias?